Ginebra, lluvia, 15ºC.

Yo me había propuesto como buena acción diaria y propósito de año nuevo continuar con el blog que empecé antes de irme a Dortmund como cuaderno de bitácora. Está claro que o eres buena lobata o cumples la tradición de saltarte los propósitos de año nuevo. He optado por lo segundo y buscarme otras buenas acciones, vamos, el paquete completo de la desobediencia a uno mismo.

Me he disculpado muchas veces por no ser constante y no escribir, y, por lo tanto, tener a todo el mundo en la inopia de lo que me pasa o por qué parte del mundo ando.
Probablemente sea un error garrafal de marketing y posicionamiento de blogs, PERO, este último descanso ha tenido razones de peso que contaré en próximas entradas.

Así que, por enésima vez, otra disculpa.

Una de las últimas, ¡lo juro!

No cuela.

¡lo prometo!

Jo. ¡Lo siento!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s